7 Hábitos de bailarinas que seguro tú haces


Todas las bailarinas tenemos distintos hábitos que nos identifican como Belly Dancers y que hemos ido adquiriendo con el paso del tiempo. Algunos los hemos aprendido de nuestras compañeras o maestras, mientras que otros los hemos desarrollados solas. ¿Tú con cuáles te identificas?

1. Ponerte a bailar o practicar pasos en público

Es común entre bailarinas que si traen un paso en la mente que han estado ensayando o que acaban de aprender quieran practicar en todos lados. Incluso, en los pasillos del súper, en el parque o mientras esperan el metro. ¡Ah!, y no nos importa si alguien está viendo.

2. Pararte muy derechita y que todo mundo te voltee a ver

Es cierto que si tienes una buena postura la gente a tu alrededor te voltea a ver. Más allá de que te estén barriendo con la mirada, muchas veces nuestra postura ayuda a proyectar energía, aún cuando vayamos por la calle. No te cohibas y sigue caminando como un pavorreal.

Te puede interesar: 5 tips para mejorar tu flexibilidad

3. Usar accesorios y maquillaje árabes en la vestimenta casual

Seguramente tienes miles de aretes y pulsesas dorados y plateadas muy vistosos, o tienes todo un cajón lleno de maquillaje y accesorios árabes. Por lo mismo, a veces resulta muy cómodo tomar cualquiera de estos elementos y agregarlos en tu vestimenta diaria. Eso sí, siempre luciendo muy femenina y chic.

4.Hacer zagareet en lugar de aplaudir

Cualquiera que haya asistido a una función de danza árabe habrá escuchado un gritito agudo en el clímax de una danza o al final de la presentación. Si al principio no sabías de dónde provenía tan singular sonido, ahora seguramente ya te habrás vuelto una experta en expresar tu emoción con un lilililili muy potente. Y no necesariamente en una función.

5. Usar maquillaje un poco más cargado, enfatizando los ojos

Las bailarinas orientales estamos muy acostumbradas a cargar los ojos con bastante maquillaje, ya que la mirada es una parte esencial en la danza árabe. Por lo mismo, es común que te sientas con la cara lavada si sólo utilizas un poco de rimmel y labial en tu día a día.

6. Cantar en idioma árabe, sin haber estudiado mucho

Al estar ensayando una y otra vez escuchamos miles de veces las canciones árabes, que aunque no sabemos qué significan nos dan ganas de cantar junto con los cantantes. Por lo que es común aprenderte palabras o frases que se nos pegan, y andamos repitiendo por la vida con sigular alegría.

7. Escuchar música muy diferente a tus amigos

Tus amigos escuchan Maroon 5, Drake, Calvin Harris y Rihanna, pero para ti los músicos estrella son Amir Sofi, Mario Kirlis, Hossam Ramzy y Karim Nagi. Y los clásicos obvio son Oum Kulthum, Mohamed Abdel Wahab y Abdel Halim Hafez.

Te puede interesar: 5 percusiones para echarle energía

Si te gustó este artículo te invito a que lo compartas y me dejes un comentario. ¡No olvides seguirme en redes sociales @VioletBellyDancer y pregúntame cualquier duda que tengas! :)

#BellyDance #hábitos

57 views0 comments

Recent Posts

See All