5 tips para mejorar tu flexibilidad


Si tu meta es lograr hacer split o squat, y por más que lo intentas no lo logras, te doy 5 tips que puedes aplicar para acelerar el proceso. ¿Estás lista para mejorar tu flexibilidad?

1. Calentar muy bien

Antes de empezar a estirarte, es muy importante que calientes muy bien tus músculos para que no te vayas a lesionar. Desgarres, esguinces, contracturas o que simplemente no te puedas parar del piso son algunas de las cosas que podrían suceder. Por lo mismo, te recomiendo que empieces con un poco de ejercicio aeróbico, como correr, nadar, montar bici o simplemente que saques a pasear al perro durante al menos 20 minutos. Al terminar, empieza estirándote poco a poco los primeros días. Conforme agarres condición y flexibilidad, puedes ir más lejos.

¡Quiero tomar clases! Clic aquí

2. Ser constante

Una de las claves básicas para mejorar la flexibilidad es ser constante. Bien dicen que la práctica hace al maestro, por lo que te recomiendo ser constante. Debido a que es un proceso en el que tus músculos tienes que ir adaptándose a estirarse, esto no sucede de la noche a la mañana. Se debe trabajar constantemente para avanzar.

3. Ser paciente

Como dije, llegar a abrir las piernas a 180º no se da de un día para el otro, y menos si naturalmente no tienes tanta flexibilidad o rotación en la cadera. Pero si algo te puedo recomendar es que no te des por vencida. Al final, el trabajo constante junto con la disciplina y la paciencia son tus mejores herramientas para lograr cualquier meta.

4. Respirar adecuadamente

No respirar adecuadamente es un grave error al momento de estirar. Cuando inhales, házlo profunda y lentamente, y al exhalar tratar de alargar más los músculos que estés estirando. Y por favor, nunca contengas el aire, ya que lo único que lograrás es ponerte morada, pero no oxigenarás tu cuerpo y menos tus músculos de la forma correcta. Recuerda que el oxígeno relaja, por lo que entre mejor respires, más fácilmente alargarás tu cuerpo.

5. Aprender a aguantar el dolor

No te voy a mentir, hacer el split y el squat duele. Punto. Pero sólo a través de la relajación por respiración y de la paciencia aprendes a aguantar el dolor. Además, empiecas a verlo más como una meta a superar, que un obstáculo que te impide avanzar. Ah, una última cosa: No Pain, No Gain.

Te puede interesar: ¿Qué hacer cuando te lesionas?

Si te gustó este artículo te invito a que lo compartas y me dejes un comentario. ¡No olvides seguirme en redes sociales @VioletBellyDancer y pregúntame cualquier duda que tengas! :)

#BellyDance #stretching #flexibilidad #dolor #calentamiento

89 views0 comments

Recent Posts

See All